Así se robaron el IDESAN

Gobernación de Santander oct. 17, 2019
A la memoria de José Vicente Arenas Paredes

El único lugar en el mundo, donde los políticos son capaces de robarse un banco sin que la ciudadanía se de cuenta, se llama Bucaramanga. El Instituto Financiero para el Desarrollo de Santander “IDESAN”, es una entidad del orden departamental que tiene como objetivo financiar con créditos los proyectos de infraestructura, medio ambiente, desarrollo tecnológico, vivienda y otros más, que pretendan desarrollar los municipios y los miles de santandereanos que a través de pequeñas o medianas empresas aspiren a fortalecerse con la ayuda del gobierno. Esa es por lo menos la fachada que el Gobernador Didier Tavera y sus funcionarios nos muestran, pero la realidad que ocultan es otra muy diferente.

LA PLANEACIÓN DEL ABSURDO

Desde el año 2014, el Ministerio de Hacienda ordenó mediante los decretos 1117 de 2013 y 2463 de 2014, que el IDESAN tenía que ser vigilado por la Superfinanciera, si lo que quería era seguir captando dinero de los entes territoriales, situación que fue informada a la Asamblea Departamental por parte del gerente Gilberto Mendoza Ardila, de conformidad con lo manifestado en el acta No 04 del 22 de noviembre de 2016 del consejo directivo del instituto, para lo cual se procedió a reformar los estatutos. Ya entrados en gastos, la duma departamental no solo no acató los lineamientos de la superintendencia, sino también, decidieron desplegar toda su creatividad y terminaron ampliando las actividades de prestación de servicios a fin de proyectar nuevas posibilidad de negocio, pero lo que nadie sabía, era que los negocios que se iban a desarrollar eran los que beneficiarían a los diputados, sus familiares y amigos, y gran parte de funcionarios de alto nivel de la Gobernación y de la Contraloría Departamental.

UN “BANCO” AL SERVICIO DE LOS DIPUTADOS

La transformación de los estatutos a través de la ordenanza 08 del 28 de marzo de 2017, le entregó una patente de corzo a la gerencia de la entidad, la cual se sustentó en una absurda interpretación jurídica, por medio de la cual se creyeron estar facultados para otorgarle prestamos a cualquier particular que vaya a solicitar un crédito, con lo cual, una institución que estaba destinada para financiar al sector público, terminó convertida en una entidad de prestamos para los privados.

Y ¿quiénes son estos? Pues nada más y nada menos que los mismos diputados que aprobaron esos estatutos, dentro de los cuales se encuentran Edgar Suárez Gutiérrez, a quien le prestaron 73 millones de pesos con la simple presentación de un certificado de ingresos expedido por la secretaría de la corporación, y la firma de dos fiad ores: su esposa, la señora Paola Andrea Meléndez Díaz, y el diputado Humberto Rangel Lizcano, quien también tiene un préstamo de la entidad, teniendo como fiador a Edgar Suárez. Un “yo con yo” sobre el cual no se exigió ninguna garantía real que respaldara la deuda, con un plan de pagos sin soporte alguno que permita tener alertas de incumplimiento, más el agravante de que los señores diputados resultan ser los encargados de ejercer el control político al gerente que les firma sus propios prestamos.

Con la creación de esta línea de crédito a la cual decidieron llamar “Banca de  Inversión”, ya han prestado más de 12 mil millones de pesos, dentro de los cuales deben contabilizarse los 25 millones de pesos para el diputado José de Jesús Villar Torres, los 10 millones de Jorge Arenas Pérez y los 1.827 millones entregados en el 2017 a Fabián Rolando Méndez, esposo de la diputada Marggy Carolina Rangel, el cual vale la pena dilucidar.

LOS ENREDOS DE MARGGY CAROLINA RANGEL BUENO

La primera persona que apoyó a la diputada Ángela Hernández cuando esta se opuso al gasto desmedido en la contratación de Maluma en el municipio de Floridablanca, fue Marggy Carolina, ya que “no podían aceptar que los recursos públicos se gastaran en un concierto”, pero contradictoriamente nunca se opuso a que el IDESAN le hiciera prestamos por más de 1.800 millones de pesos a su esposo, el abogado Fabián Rolando Méndez.

Este crédito fue desembolsado el día 16 de agosto de 2017, y sin haber pagado durante más de un año un solo peso de sus obligaciones, el gerente de la entidad de forma muy generosa, como jamás lo habría hecho cualquier banco en el país, le reestructuró el crédito (No 16-014-02) por 360 días más, sin importarle para nada el riesgo financiero que representaba el señor Méndez, quien adquirió dos lotes por valor de 48.000 millones de pesos a la compañía Ferticol S.A. en el municipio de Barrancabermeja, cuando Andrés Solano Aguilar, el director administrativo y financiero de los últimos 25 años en IDESAN, estaba al frente de la empresa de fertilizantes. Solano es el cerebro que maneja a su antojo los dineros de la entidad, hasta el punto de viabilizarle un crédito por casi 7.000 millones a la compañía Global Project Business en marzo de 2019, con el cual presuntamente se pagó el crédito inicial del señor Méndez, quien hasta ese momento presentaba un nuevo atraso en sus cuotas.

No deja de ser curioso que al interior de la entidad, un crédito se cancele con otro crédito, pero más curioso resulta aún, que hayan personas que aseguran que Fabián Rolando le entregó un carro Mercedes Benz al señor Solano, dentro del “giro normal de sus negocios”. Ante esta situación, la diputada Rangel ha guardado un profundo silencio, así como también lo guardó cuando se le pidieron explicaciones acerca de la compra del lote 58 del Conjunto Valle de Rocas en Ruitoque por un valor de 405 millones de pesos en noviembre de 2016, el cual fue adquirido por la constructora e inversiones Méndez Rangel y Cía siendo ella la representante legal, predio que fue vendido tan solo nueve meses después a uno de los hijos del ex congresista Fredy Anaya, el mismo que tiene el aval para la alcaldía de Bucaramanga por el partido que representa la diputada.

Desentrañar esto no es nada fácil, y el silencio seguirá prevaleciendo en todas y cada una de sus actuaciones, porque si hay algo que caracterice a la señora Rangel, es callar ante las ilegalidades, como la que de haber construido su casa en Ruitoque sin ninguna clase de licencia urbanística, y la de haber vulnerado los derechos laborales de los obreros que la edificaron, quienes hasta el día de hoy esperan con humildad que les pague por su trabajo.

PRESTAMOS GRAVEMENTE IRREGULARES

Los encargados de estudiar las solicitudes de créditos al interior del IDESAN, consideraron que era normal prestarle 2.500 millones de pesos a la empresa Greas Inversiones de Cundinamarca para la construcción de unas cabañas (Resolución 133 del 28 de febrero de 2018), bajo la garantía hipotecaria del 50% de un lote en el cual finalmente no se construyó nada, y el representante legal de dicha compañía se desapareció. Al día de hoy no se han cancelado los créditos, lo cual terminó afectando los estados financieros de la entidad, y que según algunos funcionarios de la gobernación, ya rondan en una perdida operacional cercana a los 1.300 millones de pesos hasta el mes de abril del presente año. Al IDESAN se lo están robando y nadie dice nada.


EL COLMO DE LOS COLMOS

Como si todo lo anterior no fuera poco, a la cúpula directiva le pareció una brillante idea otorgarle un préstamo por valor de 4.000 millones de pesos a la empresa Proyectos y Construcciones Santander (Primer desembolso Resolución 313 del 12 de julio de 2018, y segundo desembolso Resolución 448 del 04 de octubre de 2018), manejada por quien probablemente pueda llegar a ser el urbanizador pirata más grande del área metropolitana, el señor Gerardo Sánchez Gómez, a quien el municipio de Girón lo denunció ante la fiscalía por los delitos de urbanización ilegal y captación masiva e ilegal de dinero. Las garantías de este crédito resultan ser un pagaré. Así como lo leen: un pagaré. Título firmado por quien negocia lotes ilegales y sin uso de suelo habilitante en el área metropolitana, el cual no lo  han hecho efectivo, aún cuando se observan indicadores de falta de pago de hasta cuatro meses de atraso.

RESPONSABLES DEL DESCALABRO

El primer funcionario llamado a responder por esta barbaridad, no puede ser otro más que el Gobernador Didier Tavera, quien es a la postre el que nombra al gerente y a los cinco miembros del consejo directivo. El segundo llamado a dar la cara es el gerente de la entidad, el señor Gilberto Mendoza Ardila, a quien no le pueden pasar por la nariz el elefante sin que se de cuenta de todas estas irregularidades. El tercero es el director financiero y administrativo, Andrés Solano Aguilar, el verdadero cerebro detrás de todas las presuntas operaciones regulares e irregulares que allí se pueden estar cometiendo.

El cuarto es su director comercial Jairo Duarte, el hombre de las relaciones cordiales para valorar las intenciones de quienes hoy no pagan una sola cuota de sus deudas. El quinto es el director jurídico de la entidad, el abogado Hermes Rico Charry, quien hoy debería estar respondiendo por los estudios de títulos y garantías reales recibidas en el marco de los créditos, y el sexto indiscutiblemente que tiene que ser el revisor fiscal Mario Saavedra Mejía, a quien nada le ha parecido irregular estos últimos años en esta entidad. Un verdadero convidado de piedra. Por último, los miembros de la junta directiva son tan responsables como los mismos diputados, o es que ¿a alguien se le hace normal que los encargados de ejercer el control político sobre una entidad, estén recibiendo créditos financieros de la institución que tienen que vigilar?

Si el gerente no renunica es porque Didier Tavera lo respalda.

La estructura organizacional del IDESAN establece en estricto orden la existencia de un gerente, un asesor comercial, un encargado de la gestión financiera, un jurídico, un tesorero y la persona encargada de los inventarios. Pues bien, miren para lo que les sirve su organización, que más que administrativa, ya parece delictiva:

Préstamo al Gerente:

Gilberto Mendoza (Gerente) tiene un préstamo por un valor de $142.300.000 para pagar un crédito de vivienda con una tasa anual del 3% y un plazo de 240 meses, el cual le fue aprobado por el director fi nanciero Andrés Solano, quien firmó como gerente encargado (Resolución 285 de 2017).

Préstamo al financiero:

Andrés Solano, tiene dos créditos aprobados por Gilberto Mendoza (Gerente) por valor de $55.000.000 p ara pagar otro crédito que ya tenía en la misma entidad y un excedente para libre inversión. Es decir, aparte de que se atreve a pedir un crédito para pagar el crédito que ya debe, el IDESAN le entrega más dinero para que lo invierta en lo que guste (Resolución 355 de 2017). Unido a este, tiene otro crédito por valor de $179.600.000 para vivienda con un plazo de 240 meses y el mismo cómodo interés anual del crédito del gerente (Resolución 315 de 2018).

Préstamo al jurídico:

De la misma forma el abogado Hermes Fernando Rico Charry tiene dos prestamos, uno por valor de $75.200.000 para compra de cartera de Credifinanciera (Resolución 189 de 2017) y otro más por valor de $179.600.000, ¡adivinen para qué! (Resolución 152 de 2018)

Préstamo al director comercial:

Hay que contar dentro de este recuento, al señor Jairo Alexander Duarte Hernández, quien tiene un préstamo por valor de $10.000.000 (Resolución 585 de 2017).

Préstamo al tesorero:

De la baraja también hay que mostrar el crédito que tiene Benjamín Eduardo Herrera Jaimes por un valor de $11.700.000 (Resolución 0116 del 15 de febrero de 2018), y otro más por $170.000.000 para la compra de vivienda (Resolución 427 del 25 de septiembre de 2018)

Préstamo a la secretaria de contabilidad:

De conformidad con la Resolución 147 de 2018, hasta la secretaria de contabilidad de la entidad, la señora Claudia Liliana Rico Rangel, tiene un crédito por $130.000.000 para vivienda a una tasa inferior a la ofrecida por cualquier entidad financiera del país. ¿Y ella es la encargada de llevar los libros financieros? Sin palabras.

Préstamo a la encargadad de inventarios:

Y por último, de todos los directivos, no podían dejar sin participar de esta repartija de prestamos, a la señora Cecilia Benilda Virviescas Bonnet, encargada de Planeación e Inventarios, quien tiene un préstamo por un valor aprobado de $60.000.000 para compra de cartera de la misma entidad y libre inversión a una tasa del 3% a 48 meses (Resolución 270 del 03 de junio de 2018).

Y AÚN HAY MÁS

La gran mayoría de los créditos personales por libranza se han entregado a funcionarios de la gobernación y de la contraloría, lo cual ya de por si es grave, pues si llega a ser cierto que en Santander existe un contralor de bolsillo, lo sería aún más si la gran mayoría de los funcionarios de esa entidad gozan de la mermelada de IDESAN. Aquí les dejo unos casos interesantes para analizar:

Préstamo al Gerente:

Trabaja en la Oficina de Control Financiero de la Gobernación y tuvo un crédito por valor de $25.000.000 para libre inversión (Resolución 350 de 2017).

Préstamo a Enrique Ordoñez Villamizar:

Trabaja como asesor del gobernador y tuvo un crédito por valor d e $11.700.000 destinado para pagar un crédito anterior (Resolución 124 de 2018).

Préstamo a Samuel Prada Cobos:

Trabaja como Secretario de Desarrollo de la Gobernación y tuvo un crédito por valor de $29.500.000 para libre inversión, habiendo sido miembro de la junta directiva del IDESAN (Resolución 255 de 2017).

Préstamo a Alfonso Pinto:

Quien hoy se presenta como la renovación de la política en Santander, trabajó como director de competitividad de la Gobernación y tuvo un crédito por valor de $29.500.000 para libre inversión (Resolución 254 de 2017).

De conformidad con los decretos del Ministerio de Hacienda, para el mes de diciembre de 2018, el IDESAN ya no podría tener un solo peso captado de los municipios y de la Gobernación de Santander, pero todos los anteriores responsables, se inventaron la cuenta 290201 llamada “Recursos recibidos en administración y/o convenios”, para esquivar la norma fiscal.

Con esta maniobra se quedaron con 83.175 millones de pesos que tenían que haberle devuelto a la entidades territoriales, y se burlaron de la forma más ramplona del gobierno nacional. Pero ni aún así han logrado explicar por que por primera vez en la toda la historia del instituto, se presentan perdidas por más de 1.300 millones de pesos, acrecentadas por el sostenimiento del Parque Nacional del Chicamocha y el Cristo del Santísimo, donde el IDESAN debe pagar los impuestos que allí se generan, las depreciaciones de los bienes, el mantenimiento de los teleféricos y el pago de los seguros, sin que le queden los respectivos dividendos, pues es de conocimiento público que estos mismos se van para la corporación Panachi, donde uno de los mayores clanes políticos de la región es quien ejerce el control. Y del parque acuático de Panachi es mejor ni hablar, porque si llega a ser verdad que las piscinas se están hundiendo, lo mejor es que comiencen a contratar abogados.

Señor Gobernador: ¿Usted cree que el IDESAN puede ser manejado con transparencia y responsabilidad, cuando todos los directivos de la misma tienen deudas personales por un monto superior a los mil millones de pesos con la entidad financiera que dirigen? Como ciudadano del común le pido de la forma más respetuosa frente a la dignidad que usted representa, que tome una decisión inmediata frente a esta delicadísima denuncia.

Esta es nuestra tierra, estos son nuestros gobernantes, políticos y funcionarios públicos. Y estos somos nosotros, los que seguimos eligiendo a los mismos sinvergüenzas que permiten el indebido manejo de los dineros públicos y nos condenan a vivir en la miseria mientras ellos se enriquecen sin pena alguna. ¿Y mis amigos de la Fiscalía? ¿Aquí tampoco van a hacer nada? ¡Ya va siendo hora señores!


Óscar Jahir

Un periodista de investigación indaga, descubre y destapa lo que funcionarios, empresarios o personas del común buscan ocultar con artimañas. Este es un ejercicio necesario en Santander.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.