Invias

La insensatez del Invías

Einstein decía que habían dos cosas que eran infinitas: el universo y la estupidez humana, que no es otra cosa más que la falta de entendimiento para comprender las cosas. Lo que está pasando en el anillo vial que conduce del municipio de Floridablanca al municipio de Girón es una buena representación de este postulado. Si bien es cierto que el Instituto Nacional de Vías en Santander está sujeto al cumplimiento de una orden judicial dictada como medida cautelar dentro de la acción popular interpuesta en su contra por la Defensoría del Pueblo Regional Santander (Ver anexo), dicha orden no estableció en ninguno de sus apartes la instalación de bandas reductoras de velocidad como ÚNICA opción para la seguridad de los peatones, y mucho menos conminó a sus funcionarios al incumplimiento del Decreto 2157 del 2017 en las actuaciones que debían acometer. 

(Haciendo clic en el botón de abajo, usted podrá tener este artículo en su correo)

Esta normatividad obligaba al INVÍAS a elaborar un Plan de Gestión del Riesgo de Desastres como mecanismo de planeación en la ejecución de las obras hechas sobre la infraestructura existente en el anillo víal, que pudieran generar una alteración intensa, grave y extendida en las condiciones normales de funcionamiento de la sociedad. Hoy en día todas las autoridades del país desconocen este decreto, y ni que decir de las autoridades judiciales, quienes en medio de sus decisiones no ven más allá de lo evidente.

LA RESPONSABILIDAD DE MARVAL

Reductores anillo

El problema comenzó con un urbanismo mal planificado, pues no hay que desconocer que las 300 oficinas construidas por la sociedad Marval en el Eco Parque Empresarial Natura, lugar donde se ubicaron las bandas reductoras, son en parte las generadoras del problema, así como lo fue para Bucaramanga la falta de bahías vehiculares en el exterior del Centro Comercial El Cacique. Si a la constructora le faltó responsabilidad, al alcalde municipal le faltaron pantalones para exigir la construcción de un puente peatonal que evitara la complicación que hoy en día se vive. 

El tiempo de traslado entre un municipio y otro pasó de 15 minutos a 50 minutos en el peor de los casos, y quienes intentan esquivar la congestión vehicular yéndose por las vías de Cañaveral, terminaron por atrofiar la reducida movilidad de sus habitantes quienes ya no saben qué más hacer para salir de sus viviendas y de sus trabajos. Una problemática que el mismo INVÍAS ayudó a empeorar en el Centro Comercial Caracolí cuando ordenó el cierre de la salida que allí existía para que el Hotel Sonesta se “apropiara” de una calle en uno de los sectores de más congestión del área metropolitana.

¿QUÉ PASÓ EN EL CLUB CAMPESTRE?

club campestre

No es la primera vez que el INVÍAS genera situaciones incómodas para la ciudadanía sin siquiera haber socializado sus actuaciones, pues no hay que olvidar las medidas de seguridad que tienen en caos la salida de Piedecuesta hacía Bogotá en el sector Los Colorados, donde la fila generada por un semáforo puede llegar a alcanzar los cuatro kilómetros los fines de semana. Los funcionarios del Instituto no tardarán en manifestar que estas cosas son circunstancias normales dentro de la organización vial de la ciudad, pero tendrán que esforzarse un poquito más junto con la CDMB, cuando traten de explicar las razones del por qué se construyó de forma autorizada las bases del puente del tercer carril a la altura de la empresa TCC, dentro del cauce de la quebrada Río Frío, bases que sirvieron para el represamiento de una gran cantidad de material de arrastre la madrugada del martes 28 de enero, que a la postre terminó explayándose en el campo de golf del Clúb Campestre gracias al aumento de la corriente sobre el margen occidental de la autopista a Bucaramanga (ver foto). 

Ni el constructor, interventor o la misma autoridad ambiental repararon en el daño, y el municipio, donde hoy su exalcalde de forma oportunista aprovecha la tragedia para sustentar la ilegitimidad de un POT que solo llama a engaños, alertaron sobre la inconveniencia de esas bases edificativas, como tampoco lo hicieron con las bases que se construyeron dentro del cauce de la quebrada Zapamanga en el sector de Cañaveral. La administración pública de Floridablanca debería informar sobre las acciones que se tomaron en el año 2019 en materia de limpieza de dichas quebradas, para que los ciudadanos conozcamos si el dinero para el cuidado ambiental solo se utilizó para aumentarle las cuentas bancarias a Miller Castaño y Petrolabin. ¿Qué pasó con las alertas tempranas? ¿Qué pasó con el deber de proteger los bienes de los contibuyentes? ¿Qué obras se hicieron en los últimos cuatro años que sirvan para ponerle la cara a los habitantes de Piedra del Sol y Santa Coloma? Se sigue a la espera de estas respuestas.

puente

El problema comenzó con un urbanismo mal planificado, pues no hay que desconocer que las 300 oficinas construidas por la sociedad Marval en el Eco Parque Empresarial Natura, son en parte las generadoras del… Haga clic para Tweet

LA DEUDA CON CAÑAVERAL

caracoli

Por ahora los habitantes de Floridablanca seguirán viendo la improvisación al interior de su alcaldía municipal, donde el mandatario ni siquiera ha podido presentar de forma pública su gabinete, y mucho menos la hoja de ruta de sus acciones administrativas, las cuales al parecer comenzaron pateando pelotas en Chile. Mientras encuentra el camino, el sector de Cañaveral seguirá esperando el día en el que “su alcalde” se ponga al frente de la problemática de movilidad que existe en el sector donde se pagan unos de los impuestos más altos del municipio, y donde se ha recibido menos inversión social. 

Los residentes de esta zona no aguantan más improvisaciones como las generadas por el INVÍAS, las cuales terminan indefectiblemente afectando a toda el área metropolitana. Por eso es que el alcalde en un buen gesto de responsabilidad, debería comenzar por la compra de una parte del terreno del Centro Comercial Caracolí, para generar sobre este la bahía de parqueo para los taxis y particulares que evite la congestión en un tercer carril que se construyó para contribuir con la solución, y no para ser parte del inmenso problema que ya existía. Comencemos por algo.

Proyecto Villa Renacer

La Gran Estafa del Banco Inmobiliario de Floridablanca

Las bases de la infamia

El Parque Ecobiológico de Floridablanca representa para muchos de sus habitantes una de las primeras infamias que Héctor Mantilla Rueda tuvo con el pueblo que lo eligió, ya que la manifestación pacífica que realizaron los habitantes del Barrio Zapamanga para defender lo que ellos consideraban un derecho, fue reprimida a través de la utilización de la fuerza policial encabezada por el grupo ESMAD.

Mas de 80 familias se vieron afectadas por la utilización de los gases lacrimogenos que obligaron a que ancianos y niños tuvieran que salir de sus casas en esa dolorosa tarde que aún no olvidan. Así comenzó la construcción de un proyecto de vivienda que solo resalta el ego del proyecto político de un mandatario que resultó ser un ciego ante las realidades de su propio equipo de trabajo.

(Haciendo clic en el botón de abajo, usted podrá tener este artículo en su correo)

La inocencia del Ministerio de Vivienda

Los terrenos de lo que en su momento se conoció como Parque Ecobiológico de Zapamanga, siempre fueron un remanente del proyecto de vivienda que se construyó en ese sector de Floridablanca, de propiedad del antiguo INURBE, los cuales después del fenecimiento de la institución oficial pasaron a manos del Ministerio de Vivienda, quien a través de un convenio se los entregó al Banco Inmobiliario de Floridablanca bajo dos condiciones: que fueran utilizados para la construcción de vivienda de interés prioritario, y que priorizaran con ellos la entrega de apartamentos para los afectados del proyecto de Bellavista según una sentencia judicial del año 2015. 

Bajo estas condiciones, el Banco Inmobiliario decidió comenzar con la tarea firmando una unión temporal con la Constructora Valu Limitada, la misma que hoy en día, gracias a una serie de triquiñuelas jurídicas, terminó siendo la propietaria de 183 apartamentos sin que nadie hasta el día de hoy se haya dado cuenta. El Ministerio de Vivienda, bien sea en su inocencia, o bien sea en su ineptitud, sigue ejerciendo la supervision del convenio sin percatarse que esos bienes ya dejaron de ser públicos, y es aquí donde comienza el verdadero problema para los funcionarios de esa entidad. (Ver escritura anexa)

¿Robando de diez en diez?

constructora valu

Obsérvese el valor del salario mínimo y multiplíquese por 70.

El proyecto de Villa Renacer estaba condicionado al programa “Mi Casa Ya”, el cual no puede exceder los 70 salarios mínimos, pero en razón a que los apartamentos dejaron de ser propiedad del gobierno municipal para pasar a manos de un privado, a los pobres, que deberían ser los verdaderos beneficiados con las viviendas, les están cobrando 10 millones de pesos más de lo permitido sin que el ex alcalde, el alcalde actual y los funcionarios públicos, estén haciendo algo para evitar este abuso. 

183 apartamentos a los cuales se les impuso en su venta una carga adicional de 10 millones de pesos, genera una ganancia adicional de 1.830 millones de pesos que se van para los bolsillos de los dueños de una constructora que apareció de la nada en Floridablanca, sin que ninguno de los concejales de ese municipio hubiese hubiese alzado la mano para alertar de esta situación, y si por el contrario, le hubiesen dado facultades adicionales al Banco Inmobiliario para ser el único municipio del país donde los dineros recaudados por las áreas de cesión se utilizan para arreglar viejos equipamientos urbanos. Felicitaciones concejales, sacaron su acomodamiento político del estadio.

Así comenzó la construcción de un proyecto de vivienda que solo resalta el ego del proyecto político de un mandatario ciego ante las realidades de su propio equipo de trabajo. Haga clic para Tweet

El gato volador

el gato volador

Ante semejante bandidaje y pésimas decisiones administrativas al interior del Banco Inmobiliario, como lo es haberle trasladado las decisiones técnicas de la entidad a la secretaría general donde labora un abogado, la decisión que cualquiera esperaría del nuevo mandatario, es la elección de un funcionario plenamente competente para dirigir dicha entidad. Pero si en Bucaramanga llueve, en Floridablanca no escampa. El nuevo director del BIF es el abogado Álvaro Leonel Rueda Caballero, quien aparte de haber trabajado para el gobierno de Mantilla y llevarle las banderitas de campaña a Miguel Ángel Moreno, no tiene ninguna experiencia en el sector que llega a dirigir, dado que su experiencia profesional escasamente supera los dos años, y esta se circunscribe a la dirección de tránsito y la personería municipal.

Miguel moreno-Hector Mantilla

Es a este jovencito a quien le tocará explicarle a la ciudadanía, las razones por las cuales los dineros pagados por el INVIAS correspondientes al tercer carril se le pretenden entregar a la Constructora Valu para hacer equipamientos urbanos, cuando el objeto del convenio celebrado con ellos no contempla estas labores. Y deberá explicarle en que momento el municipio permitió que la Constructora Valu se conviertiera en la dueña de unos apartamentos construidos con dineros públicos. La tarea que le espera no es fácil, porque cada una de sus actuaciones estará permeada por su íntima amistad con el alcalde saliente y el alcalde entrante. Una amalgama que tarde o temprano terminará saliendo a volar para alguno de esos dos lados.

Próxima Columna: Un tigre suelto en la Contraloría Departamental.

hector cartel

Héctor Mantilla Rueda, el niño de las uñas largas

Un gobierno transtornado

Hector potrero

El mismo día que el joven alcalde de los florideños le contestó a Alfonso Pineda Chaparro, que una de las razones por las cuáles se le criticaba, era porque muy seguramente estaban enamorados de él, tuve la oportunidad de dialogar del tema con una sicóloga de la Universidad Pontificia Bolivariana que conoció de cerca al mandatario durante los primeros semestres de su carrera, y esta es la transcripción literal de la apreciación que me dio:

Hector gafas

“Héctor Guillermo Mantilla Rueda, es uno de los ejemplos más claros de lo que significa el transtorno histriónico de personalidad en una persona. Esto es algo que se produce en la infancia debido a una baja autoestima y la inseguridad que puede generar el hecho de tener un mal aspecto físico.

(Haciendo clic en el botón de abajo, usted podrá tener este artículo en su correo)

Esta patología hace que las personas busquen permanentemente la aprobación y la confianza de los demás (Síndrome de Wendy) sin que les importe traicionarlas tiempo despues, llegando incluso a culpar a los que están a su alrededor de sus propios fracasos y desengaños. Son personas excesivamente vulnerables ante las críticas, manipuladores en extremo con la gran capacidad de victimizarse ante los demás, así sea creando mentiras sobre circunstancias que nunca han sucedido en la realidad, pero que son capaces de recrearlas en su cerebro para mostrarlas como una verdad.

Y en materia sentimental, estas personas estan expuestas a la manipulación permanente de sus parejas sin que eso les importe, hasta el punto de rechazar a su propia familia con tal de no perder el ser amado, lo cual les significaría una derrota muy difícil de superar. Son esa clase de personas que en materia política pueden llegar a hacer pactos con el mismo diablo, pero públicamente se muestran como unos santos para no perder el reconocimiento y la aceptación que les alimenta el ego trastornado”.

hector saltando

Son esa clase de personas que en materia política pueden llegar a hacer pactos con el mismo diablo, pero públicamente se muestran como unos santos para no perder el reconocimiento y la aceptación que les… Haga clic para Tweet

Solo quienes conocen de cerca a Mantilla podrían decir si lo anterior es cierto, pero como la intención de este artículo no es dejar las cosas a medias, decidí buscar a algunos de ellos para que me dieran su opinión, y todos me respondieron que la apreciación era correcta.

Jamás me atrevería a escribir sobre el aspecto físico de una persona y los problemas que eso le hubiese podido crear en su infancia o adolescencia, y mucho menos me referiría a la vida sentimental de alguien, pero respecto a su vida pública resulta ineludible explicar las razones por las cuales considero que floridablanca tuvo durante estos últimos cuatro años al político más hipócrita de Santander.

Mentira tras mentira

hector cartel

Promulgar que quienes lo critican seguramente están enamorados de él, no es la dosis argumentativa más alta que hubiese podido llegar a producir, pues debe recordarse que a Diego García (Diego Caricatura) lo denunció manifestando respecto al dibujo, entre otras cosas, que él sí era peludito, pero que ya no era gordito.

¡Hágame el favor! Sus rasgos infantiles de personalidad son superables, pero lo que no se puede concebir es la manera como genera golpes de opinión de forma pública, saliendo posteriormente a corregirlos en lo privado, siendo esto una táctica rastrera propia de quienes no tienen la altura para enfrentar debates serios.

En un programa con el periodista Juvenal Bolívar dio unas declaraciones en contra de la diputada Ángela Hernández, que la encausaron en un posible delito de tráfico de influencias, pero cuando llegó el momento de ir a poner la cara en el Tribunal Administrativo para sostener lo que había dicho, reculó de la manera más cobarde al no poder demostrar con pruebas sus aseveraciones, por lo cual la procuraduría pidió rechazar las pretensiones del demandante (Radicado 68001233300020100060900). 

Públicamente le manifestó a una comunidad que las empresas Marval y Urbanas se habían quedado con unas áreas de cesión del municipio, y que no las entregaban por el poder que tenían, pero cuando se le conminó a que hablara sobre esas áreas de cesión, volvió a recular dejando a su paso la posible comisión del delito de prevaricato por omisión al no cumplir con las funciones administrativas de recuperar dichos terrenos.

En un viaje hecho a Cuba, presentó una ponencia sobre ordenamiento territorial, y salió a mostrar la constancia de asistencia manifestando la mentira de que era un premio que le habían entregado por el brillante POT que damnificó a tantos florideños y enriqueció de forma absurda a urbanizadores piratas, a los mismos constructores que tanto criticaba, y a su propia familia.

Cuatro años sin cortarse las uñas

El haber llegado a la alcaldía de Floridablanca le sirvió para complacer los intereses económicos de sus patrocinadores de campaña, a quienes no solo terminó dándoles los más grandes contratos de la administración (Serinb Ltda, Conyser Ltda, Jorge Humberto Arguello Beltrán “El Bachiller”, Miller Castaño-Petrolabin, Óscar Mauricio Moreno-MR Ingenieros, entre otros), sino también ayudándolos a cambiarles el uso de suelo sobre terrenos rurales que sin tener siquiera una vía de primer orden, los transformó a urbanos con todo el daño que eso representa para la municipalidad.

hector-fredy

Los excesivos dineros adicionales dados a los dos intercambiadores viales no solo reflejan la pésima planeación de las obras de infraestructura en su gobierno, sino también, muestra el embargo que sufrió su mandato a favor de sus patrocinadores de campaña, en el caso específico del intercambiador de Fátima, donde sus contratistas ¡ terminarón apoyando a su sucesor, el cual una vez se posesione tendrá que darles otro adicional más como contraprestación al apoyo entregado a su campaña, tal y como lo muestra la fotografia tomada en la Finca Las Peñitas de propiedad de la representante a la Cámara Nubia López, favorecida con los cambios de uso de suelo en el sector de Ruitoque Alto.

Pero ella no fue la única, porque como bien lo dijo el exrepresentante Fredy Anaya, también hay que hablar de los grandes constructores que se beneficiaron por la expedición de este acuerdo, como es el caso de la familia Gómez propietaria de la Constructora Sumas, la cual valorizó uno de sus terrenos en más de 100 mil millones de pesos gracias a los cambios que contradictoriamente tanto se criticaron desde la misma presidencia de Camacol, la cual aún sigue permaneciendo en sus manos. Valga decir que según el certificado de tradición y libertad número 300-420985, Mantilla adquirió en el mes de junio de 2018 el apartamento 1904 en el Edificio La Torre Espinoza en Cañaveral, edificado por la misma constructora a la cual él mismo acusaba de construir esperpentos de más de 30 pisos sin planificación alguna. ¿Adivinan cual?: Constructora Sumas.

Un POT mal manejado

Hector carrito

Lo anterior es solo un escaso porcentaje explicativo de las travesuras de un niño que salió de su casa saltando con alegría al despacho de la alcaldía municipal, y quien solo meses después terminó convertido en el gato Michín de la política santandereana. ¿O es que nadie se dio cuenta que dentro de lo que aprobaron los honorables concejales, estuvo el cambio de uso de suelo de unos terrenos de propiedad de la familia de Mantilla en inmediaciones del Barrio La Cumbre, que pasaron de zona verde a expansión urbana para la exclusiva construcción de un centro comercial, por donde curiosamente tienen proyectado construir la estación de un teleférico ofrecido en campaña por Miguel Angel Moreno? ¿Nadie lo vio? ¿Todos callados? Los beneficios no solo fueron para los contratistas y políticos corruptos, sino para su propia familia, la misma que gracias a la conectante C1-C2 siguen acrecentando el valor de sus bienes. Con razón su silencio.

Miguel moreno-fredy

Ahora nos enfrentamos a una etapa más dentro de este proceso, como lo es la revisión ante el Tribunal Superior Administrativo de Santander, donde un personaje del gobierno nacional llamado Alberto Castillo Castañeda presentó un documento vergonzoso que los florideños tendremos que coadyuvar con nuestros propios escritos, para demostrar la falta de rigurosidad técnica y jurídica que llevó a la ruina a cientos de familias que ni siquiera se han dado cuenta de la gravedad del asunto.

Me sigo manteniendo firme en que no existen las condiciones para ese cambio de uso de suelo, porque a nadie, excepto a una minuscula mujer, se le ocurre pensar que dos empresas de servicios públicos de “propiedad” de los mismos dueños de los terrenos favorecidos, nos van a contar la verdad a través respuestas a derechos de petición. El POT de Floridablanca es ilegal, y si la justicia para los ciudadanos en este país existe, debe caer.

Bajo las enaguas de la madrina

Durante cuatro años Mantilla se ha escondido bajo la sombra que le provee la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, pues como el mismo lo manifiesta en reuniones privadas, mientras ella esté en el gobierno nada le pasará. Pero el poder es efímero, y la vida es demasiado irónica como para pensar que no llegará el día en que el sol termine alumbrándolo por detrás, y la sociedad entera pueda conocer realmente la negra personalidad que se esconde en un hombre investido por la mentira y la falsedad de todas y cada una de sus acciones.

Ya llegará el tiempo para saber qué mandados eran los que hacían en esa administración el señor Germán Aponte y el señor Martín Parra, o por qué se siguió contratando a la esposa de su tío Ignacio Rueda (Tío Nacho) después de conocerse que había presentado diplomas falsos, en vez de presentar las respectivas denuncias ante la fiscalía.

Martha Lucia

Algún día nos enteraremos a qué acuerdo correspondían los dineros cobrados por el concejal José Alexander Esparza (El Guache), defendido con tanto ahínco por el abogado Carlos Arturo Rojas. Sabrémos de qué forma incidió su poder para que todos los concejales que estuvieron en su contra se quemaran no en las urnas, sino en la registraduría.

Y terminaremos sabiendo si los contratos dados a Orlando Bayona Chinchilla (El Ambuila de Las Gachas) le pertenecían a su esposa Daniela Mecón Millán (hermana de un urbanizador pirata dueño de bodegas en miami), quien tantos secretos guarda junto con Oscar Javier Vanegas Carvajal en la Curaduría Primera de Floridablanca. Toda una sucia historia que la vicepresidenta no le podrá contener por siempre.

Próxima Columna: Carlos Alberto Román, el sucesor de un sueño llamado Girón

Oscar Jahir Hernandez

La Corrupción en los Centros Vida

Razón tiene el candidato a la alcaldía de Floridablanca Miguel Ángel Moreno, cuando manifiesta que una de las cosas con las cuales no se puede estar de acuerdo en el gobierno de Héctor Mantilla es con el manejo que se le dio a los Centros Vida.

Las administraciones públicas de todo el país siempre se han preocupado por este tema, pero a la sociedad en general le importa muy poco lo que sucede allí adentro. Son cientos de millones de pesos los que cada año se mueven alrededor de un Centro Vida en todos los municipios del Departamento, y si bien es cierto que existen personas y fundaciones que desarrollan sus labores con amor y compromiso, no se puede negar que detrás de esto existe mucha gente que ha encontrado el nicho perfecto para robarse los dineros públicos, a sabiendas de que las condiciones de vulnerabilidad en las viven estos ancianos, les conceden el silencio necesario para que nadie se de cuenta de lo que hacen.

(Haciendo clic en el botón de abajo, usted podrá tener este artículo en su correo)

Un ejemplo de esos es Piedecuesta, donde sus habitantes se cansaron de denunciar que la mamá del actual alcalde, la señora Martha Rojas Quintero, al parecer maneja uno de esos centros con todos sus familiares a bordo. Pero esta clase de cosas no son importantes para la prensa, y mucho menos para las entidades de control, más interesadas en escándalos que tengan una mayor envergadura, que en la probable “muerte” de una anciana a la que decidieron desconectarle el oxigeno (Video 1 y 2).

Video 1.

Video 2

 

Estas cosas no le importan a la gente porque no la afectan en el diario vivir, y eso es una clara muestra de lo enferma que está nuestra humanidad.

Nunca veremos medios de comunicación inmersos en una investigación seria acerca de lo que pasa con estos centros, y mucho menos cuando los alcaldes terminan contratando a los familiares de algunos periodistas a quienes en nada les importa esta miserableza, ya que se sienten más a gusto con el amarillismo de sus titulares y el vacío de sus contenidos. (Video 3)

Video 3.

La atención de nuestros ancianos necesita una reingeniería institucional como la que se hizo en el actual gobierno de Girón, donde sus centros vida pasaron de ser la caja menor de los corruptos en la época de Héctor Josué Quintero, a ser el único lugar donde muchos ancianos hoy logran sentirse útiles para la sociedad. El problema no es el tiempo de los convenios señores candidatos, es la calidad del servicio que allí se presta. (Video 4)

Video 4.

Contrato

Próxima Columna: ¡Qué pena con los costeños!

 

 

¿Paramilitares en el gobierno de Héctor Mantilla?

La enorme capacidad que tenemos los ciudadanos para desentendernos del valor civil por el miedo que nos producen las amenazas de los violentos, nos lleva a dejar lo importante en el olvido. Esa es la razón por la cual ya nadie se acuerda de las declaraciones entregadas en el año 2012 por Iván Roberto Duque, alias “Ernesto Báez”, gracias a las cuales pudimos conocer la incidencia del fenómeno paramilitar en el ámbito político de Floridablanca. Un fenómeno que al parecer ha vuelto a resurgir en el corazón del barrio El Dorado, donde unos extraños personajes a quienes han visto de la mano del “Tio Nacho”, vienen intimidando a la comunidad con la advertencia de ser paramilitares en medio de la disputa de un terreno que la comunidad reclama como suyo, sin que hasta el día de hoy Héctor Mantilla se haya pronunciado al respecto.

El temor está vigente, y no son pocos los lideres comunales de otros barrios, que han manifestado haber recibido presiones semejantes para apoyar a un candidato que viene siendo patrocinado por un “bachiller” procedente de Barrancabermeja, a quien este gobierno premió con una importante contratación a pesar de ser conocido por sus pésimas obras y el incumplimiento de sus obligaciones laborales. Valdría la pena escudriñar por qué lo hizo Mantilla, pero voy a esperar a que se den las alianzas políticas dentro de la campaña de su protegido Miguel Ángel Moreno Suárez, para comprobar mi teoría. Por ahora no hay que olvidar que quien se presentó como el renacer de la política en Santander, obtuvo en sus aspiraciones a la alcaldía el apoyo del partido parapolítico de Luis Alberto Gil y sus principales alfiles, los mismos que hoy se rasgan las vestiduras por la demanda que le interpuso a su candidato la veedora Laura Yaneth Ardila Mejía, a quien lastimosamente ya amenazaron de muerte en un municipio que cada día se vuelve más oscuro.

Adenda: Señor Mario Camacho Prada, ¿Qué está haciendo el “contrahacker” Carlos Escobar en el apartamento 1109 de la Carrera 25 No 18-39 de Bucaramanga?

Próxima columna: La cara oculta de Claudia López

 

Los amigos de Floridablanca VI

En una oficina de planeación donde por encima de la ley prevalecen los conceptos expedidos de forma amañada por los contratistas de turno, resulta obvio que los funcionarios honestos se vuelvan una incomodidad para la administración pública. Muestra de eso es la remoción de la abogada Natalia Rojas Mayor como inspectora de Control Urbano de Piedecuesta, a quien el alcalde Danny Ramírez apartó definitivamente de su cargo el día viernes 14 de marzo de 2019, después de adelantar una diligencia de inspección al predio de propiedad de los señores Alfonso Pinto Afanador y Pablo Gómez Mogollón, miembros de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, quienes sin ninguna clase de licencia de construcción adelantaron una obra ilegal de inmensas proporciones frente a la Estación de Servicios El Molino, la cual fue sellada gracias a la intervención del Grupo Elite Ambiental de la CDMB. Sin embargo, el panorama se agrava aún más, ya que la persona que llega a reemplazar a la funcionaria es Manuel Alexander Niño Acevedo, sujeto muy cercano a los afectos del precandidato a la alcaldía Jorge Navas, quien tiene dentro de su organigrama de campaña a Sergio Núñez Hartmann, hermano del gerente del hospital y esposo de la señora Claudia Marcela Serrano Suárez, a quien esta administración en conjunto con la Piedecuestana de Servicios, le han entregado más de 4.200 millones de pesos en contratos de suministro de papelería en los últimos tres años (Ver anexos página web).

Con la llegada de Niño Acevedo, antiguo asesor jurídico del Concejo Municipal cuando la mamá de Navas era su presidenta, es muy probable que la inspección encargada de vigilar a los constructores piratas termine convirtiéndose en una “sede de campaña institucional” donde se cambien infracciones por votos. Por último, si la Cámara de Comercio es consecuente con los valores de legalidad que predica, los señores Pinto Afanador y Gómez Mogollón deberían ser apartados de sus cargos por respeto a la ciudadanía que los mira. Adenda: Sí. MR Ingenieros también es contratista de esta administración. Próxima Columna: Los amigos de Jorge Pedraza alias “El Payaso”. 

 

Los amigos de Floridablanca IV

La siembra de arbolitos es una de las actividades más lucrativas en materia de contratación pública, y si no, pregúntenselo a Oscar Mauricio Moreno y Miller Castaño, quienes junto con sus hijos y socios han recibido por este concepto más de 15.000 millones de pesos en los últimos tres años por parte de la CDMB y el municipio de Floridablanca, en donde Héctor Mantilla confirmó con la suscripción del contrato 1976 de 2016, que esta aseveración es completamente cierta.

En su deseo por llevar a cabo la revisión general del POT, se dio por terminada la consultoría que existía con la “corporación de tecnologías ambientales sostenibles CTAS”, y se dejó en manos de un “exitoso” equipo de contratistas la elaboración de los estudios pertinentes, los cuales llegaron a la conclusión que los terrenos del sector de Ruitoque Alto podían pasar de rural a urbanos porque según ellos existían las redes de servicios públicos, lo cual no deja de ser risible si se tiene en cuenta que hasta el día de hoy no han sido capaces de llevarle agua al parque del parapente. ¡Que engaño! Pero volviendo al cuento, lo que no le contó Mantilla a la ciudadanía, es que le asignó 667 millones de pesos a esa misma empresa de consultoría para que reforestara 46 hectáreas del municipio, y dejó como supervisora del contrato a Ingrid Villamizar Meneses en su calidad de Secretaria de Desarrollo Social, sin tener en cuenta que el hermano de esta funcionaria, Danny Villamizar, era compadre del contratista Juan Agustín Gualdrón Rueda (Ver anexos página web), capturado en Córdoba por el indebido manejo de 60.000 millones de pesos, dentro de una trama judicial que incluye el asesinato del exdirector de regalías de ese departamento. Ingrid es hija del exsenador Alirio Villamizar y hermana del actual representante a la Cámara Oscar Villamizar,.

Los amigos de la alcaldía de Floridablanca III

No han pasado más de tres años desde el día en que Héctor Mantilla salió de su casa materna para convertirse en el alcalde de los Florideños, y al igual que el gato Michín, ya son muchas las travesuras que tiene para contarnos.

Una de ellas es la inteligentísima idea de rescatar el 100% del alumbrado público de las manos malévolas que lo tienen acaparado desde hace 18 años, para entregárselo a otras manos semejantes pero solamente en un 49% por veinte años más. Otra astucia más con la que se “faja” el alcalde según la visión de Diego Caricatura, quien hasta el día de hoy sigue enfrentando ante la fiscalía el infantil intento de censura, del cual hasta el osito mismo se avergüenza. Vergüenza que tampoco tiene cuando decide apoyar la tala de más de trescientos árboles para la construcción del “parque de la familia”, obra que tendrá la interventoría a cargo de la empresa FZ Ingeniería, representada por Fernando de Jesús Zúñiga Vázquez, quien fue señalado de presentar documentos falsos en licitaciones anteriores en este mismo municipio. Algo que va muy de la mano con los más de 700 millones que se le otorgaron al condenado por peculado por apropiación Mauricio Alberto Santos Rey, a través de un contrato y una interventoría.

Todos unos querubines frente a las empresas Petrolabin SAS y MR Ingenieros SAS, contratistas del Intercambiador de Fátima que dentro de lo significa “El Cartel de Ruitoque”, por culpa de la mala planeación de un gobernante mentiroso, recibirán más de 14.000 millones de pesos como adicionales en una obra sobre la cual jamás he mencionado que se vaya a caer, dado que los remiendos hechos al puente desde un principio dan la seguridad de que ello no suceda. 

 

Los amigos de la alcaldía de Floridablanca II

No han pasado más de tres años desde el día en que Héctor Mantilla Rueda salió de su casa materna para convertirse en el alcalde de los Florideños, y al igual que el gato Michín, ya son muchas las travesuras que tiene para contarnos.

Una de ellas es la inteligentísima idea de rescatar el 100% del alumbrado público de las manos malévolas que lo tienen acaparado desde hace 18 años, para entregárselo a otras manos semejantes pero solamente en un 49% por veinte años más. Otra astucia más con la que se “faja” el alcalde según la visión de Diego Caricatura, quien hasta el día de hoy sigue enfrentando ante la fiscalía el infantil intento de censura, del cual hasta el osito que lo acompaña en sus dibujos se avergüenza.

Y como no hacerlo cuando su dueño decide apoyar la tala de más de trescientos árboles para la construcción del “parque de la familia”, donde la interventoría esta a cargo de la empresa FZ Ingeniería, representada por Fernando de Jesús Zúñiga Vázquez, quien fue señalado de presentar documentos falsos en licitaciones anteriores en este mismo municipio. Algo que va muy de la mano con los más de 700 millones que se le otorgaron en contratación al Mauricio Alberto Santos Rey, hoy condenado a 25 años de prisión.

Dineros que no se notan si se ponen frente a los más de 14.000 millones de pesos que van a recibir en adicionales por la construcción del Intercambiador de Fátima las empresas Petrolabin SAS y MR Ingenieros SAS, las cuales ocupan dos casillas muy importantes dentro de lo significa “El Cartel de Ruitoque”, sin dejar de lado a los ingenieros Oscar Andrés Gómez Galvis y Manuel Guillermo Camacho Carvajal, los cuales nos acercan indefectiblemente al cerebro de todo este entramado, el mismo que en una entrevista con Carlos Julio Castellanos manifestó que la corrupción “la combatimos todos”. Floridablanca creyó a pie juntillas que Mantilla encarnaba su renovación política, pero sus procesos de contratación demuestran claramente todo lo contrario (Ver anexos página web).

Próxima Columna: Los amigos de la alcaldía de Floridablanca (III)

 

Los amigos de la alcaldía de Floridablanca

Antes de comenzar a escribir sobre las conexiones que entrelazan “El Cartel de Ruitoque” con las actuaciones administrativas del Gobierno de Héctor Mantilla, analicemos lo que es capaz de ocultar este muchacho. José Orlando Bayona Chinchilla, a quien ya lo denominan como el “Ambuila de las Gachas”, constituyó en el año 2017 una empresa denominada “Diseño e Ingeniería S.A.S.”, con la cual se ganó un contrato por valor de $996.434.600 millones de pesos para dotar de elementos de oficina a las juntas de acción comunal.

El problema con este contratista no radica en el hecho de que hubiese asistido a la fiesta de matrimonio del alcalde, o que algunas personas lo consideren como uno de los mejores amigos de la señora Daniela Mecón Millán. Lo curioso de todo esto son dos cosas: la primera, que las firmas interpuestas en los documentos constitutivos de la empresa no corresponden en nada a las que se observan en los documentos contractuales, lo cual podría constituir una posible falsedad en documento público (Ver anexos página web), y la segunda, es que la persona que solicitó la inscripción de la empresa ante la Cámara de Comercio de Bucaramanga, fue Ludy Amparo Barajas Guzmán, la contadora actual del Concejo Municipal, la misma profesional que evaluó en la EMAF E.SP.

Los contratos de reposición de redes de alcantarillado del Barrio Caldas y Villabel otorgados a SERINB LTDA y CONYSER LTDA, contratistas procedentes de Barrancabermeja investigados por la Contraloría de ese municipio, quienes en una unión temporal representada por Jorge Humberto Arguello Beltrán, alias “El Bachiller”, se ganaron también la construcción del Parque de la Familia, donde cobraron $302.960.000 por el descapote de 5 hectáreas, cuando una cuadrilla de obreros normalmente cobraría por eso $8.000.000 de pesos.

El interventor de esta obra es FZ Ingeniería S.A.S., representada por Fernando de Jesús Zúñiga Vásquez, el mismo que en el año 2014 fue acusado de adjuntar documentos falsos en una licitación para la recuperación de la malla vial. Señores Grupo Anticorrupción de la fiscalía, ¿necesitan alguito más de mi parte?

Próxima Columna: Los amigos de la alcaldía de Floridablanca (II)