Los amigos de San Gil

Hace mucho tiempo los santandereanos dejamos que el tiempo ocultara dentro de nosotros mismos la grandeza que significa nacer en esta región. En nuestras montañas se parieron los más grandes héroes de este país, y en esas mismas montañas nacieron los seres abyectos que hoy nos gobiernan.

Haber escogido mal nuestros gobernantes es un riesgo implícito en la democracia, pero no hacer nada por corregir el error que cometimos es el más grande deshonor a nuestros antepasados. Por más que Didier Tavera se esfuerce en demostrar su valía como gobernante, no tiene manera de justificar los más de 30.000 millones de pesos que se le entregaron en contratación a Laura Patricia Díaz Díaz y Yuly Jazmín Ruiz Quintero, dos mujeres que se burlaron inmisericordemente del departamento con la aquiescencia de mandatarios locales y líderes políticos que solo piensan en su bienestar.

Muestra de ello es el contrato con la ESANT E.S.P. para la construcción de un tanque por valor de 5.296 millones de pesos, el cual terminará beneficiando un proyecto de construcción que en papeles resulta ser de Óscar Mauricio Moreno Galvis, el gran amigo de Fredy Anaya, quien resulta ser uno de los más grandes contratistas del Empas, de la CDMB, de Girón, de Piedecuesta y de la Esant. Lo más curioso de todo esto, es que para la construcción de esas obras, la señorita Díaz Díaz constituyó una unión temporal con la empresa SAYAN S.A.S. la cual sobre decir de quien es.